FRANCISCO ENVIA MENSAJE A TRUMP: PALESTINA YA ES UN ESTADO RECONOCIDO

 

Mientras el mundo espera ver si Donald Trump cumplirá con todas sus promesas de campaña, diferentes líderes políticos y religiosos enviaron “recados” al nuevo presidente en los últimos días. Uno de los que más sorpresa causó fue el del papa Francisco.

 

Pocos días antes de la asunción de Trump, el pontífice recibió al líder palestino Mahmoud Abbas e inauguró la Embajada de Palestina junto a la Santa Sede. Antiguo aliado de los palestinos, el pontífice dijo que debía reforzar su política externa y comentó sobre la intención de transferir la embajada de Estados Unidos en Israel desde Tel Aviv hacia Jerusalén.

 

La autoridad Palestina ya avisó que no admitiría tal gesto y amenazó con iniciar una guerra en caso de que eso ocurriera.

Paralelamente, Abbas inició una campaña para que “el mundo” reconozca a Palestina como un estado en 2017, lo que significaría que ellos se quedarían definitivamente con la porción de Jerusalén occidental, incluyendo el monte del Templo.

 

El principal argumento usado por el es que las recientes desiciones de las Naciones Unidas muestran que hoy ellos poseen un apoyo sin precedentes.

 

A lo largo de 2016, el Vaticano venía coordinando lo que llamó “Acuerdo Bilateral con el Estado de Palestina”, que la Santa Sede ya había reconocido a Palestina como Estado independiente desde 2015.

 

Por otro lado, viene exacerbando sus críticas al gobierno de Benjamin Netanyahu, acusándolo de no querer promover la paz en Medio Oriente por insistir en abrir nuevos asentamientos para colonos judíos en Judea y Samaria.

 

Según la prensa italiana, la declaración de Francisco en este momento es un “marco simbólico” delante de la decisión de Trump y su promesa de apoyar a Netanyahu. El líder máximo de los católicos insiste en que se llegue a “una solución pacífica de dos Estados”.

 

Ante el Washington Post, Abbas declaró que la apertura de la embajada en el Vaticano es una clara señal de que el “Papa ama al pueblo palestino y la paz”.

 

En un comunicado divulgado al final del encuentro con el líder palestino, el Vaticano no hizo referencia directa a Jerusalén, sino que apenas resalto la importancia “de salvaguardar la santidad de los lugares sagrados para los fieles de las tres religiones abrahámicas”. También pidió el reinicio de las negociaciones de paz “para poner fin a la violencia que continúa causando sufrimiento inaceptable a las poblaciones civiles”. La bandera Palestina flameando en un edificio cercano a la Plaza de San Pedro – que también hospeda a la embajada de Perú – es un mensaje inequívoco al mundo de en qué lugar se posiciona Francisco.

 

 

 

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone