PASTORES SON LIBERADOS DE PRISON DESPUES QUE EL OFICIAL DE LA CARCEL TUVIERA UN SUEÑO DE JESUS

 

Dos pastores y dos ex musulmanes ahora convertidos a Cristo fueron liberados de la cárcel luego de que el oficial de la prisión fuera visitado por Jesucristo en un sueño. Después de la milagrosa liberación, el carcelero se convirtió y fue bautizado, según relató la organización Bibles 4 Mideast.

 

Los pastores Irshad y Munvar fueron detenidos junto a otros dos cristianos, Farooq y Riyas, en una prisión secreta en Medio Oriente. Los nombres fueron alterados por razones de seguridad.

 

Ellos fueron encarcelados por la policía la semana pasada, mientras oraban durante un estudio bíblico. Los pastores estaban discipulando a dos ex musulmanes, que estaban frecuentando la iglesia subterránea hace dos meses y se preparaban para el bautismo.

 

La policía los azotó brutalmente y los presento ante la corte de Sharia (ley islámica).

 

“Fuimos acusados de blasfemia contra el profeta Mahoma y de conducir a musulmanes a una falsa religión. El tribunal decidió que fuesemos llevados a una prisión secreta”, recordó el pastor Irshad.

 

Durante los primeros dos días en prisión pasaron por grandes dificultades. “Fuimos golpeados por los policías con una barra de acero. Ellos apenas nos daban un pedazo de pan por día. Nunca pensamos que la podría salir de prisión. Esperabamos ser condenados a muerte”, confesó el pastor.

 

“Le preguntamos al Señor: ¿Dónde estas? ¿Por qué no nos vienes a salvar?. Le dijimos que si habíamos cometido pecado, que nos perdonara y nos purificara con su sangre, y nos salvara de la situación en la que estábamos”, relata Irshad.

 

Milagro en la prisión

 

En el tercer día, un oficial de alto rango de la prisión visitó la celda de los dos pastores. “El pidió a los guardias que nos desataran las manos, pero no podíamos levantarnos. El mismo oficial pasó una loción sobre nuestras heridas y ordenó que los guardias nos diesen buena comida. Luego de eso él regresó a su oficina”, recordó el pastor.

 

Los cristianos llegaron a la conclusión de que fueron bien tratados porque serían asesinados. La siguiente noche, el oficial regresó solo a la celda. “Se sentó en el suelo con nosotros, tomo nuestras manos y nos pidió que oraramos por el”, dijo Irshad.

 

En aquel momento, el oficial nos reveló que había soñado con Jesucristo la semana anterior. En el sueño, Jesús estaba sentado en un trono, y había una luz muy potente a su alrededeor. Millones de ángeles obedecían sus órdenes. Estrellas gigantes y pequeñas también se acercaban. Jesús levantó las manos y mostró sus marcas traspazadas. La sangre escurría por las heridas.

 

El sueño se repitió en los dos días siguientes, y el oficial comenzó a investigar acerca de Jesucristo en internet. La siguiente noche, tuvo otro sueño. Jesús apareció delante de él y le dijo: “Mis hijos están siendo torturados en tu prisión. Déjalos salir. Mis hijos son la niña de mis ojos”.

 

Después de su experiencia con Dios, el oficial pasó tres días dentro de la celda junto con los cristianos, orando y aprendiendo más sobre la Biblia. El aceptó a Jesucristo como su Salvador.

 

Luedo de eso, el oficial pidió a los carceleros y guardias que estén atentos a las necesidades de los cristianos. “Ellos pensaron que eramos de su pueblo y comenzaron a tratarnos bien”, dijo el pastor.

 

La liberación de los pastores no fue algo sencillo. El oficial preparó algunos papeles para solicitar la excarselación de los prisioneros ante el tribunal, sin embargo, el pedido fue rechazado por la corte.

 

Luego de la insistencia del oficial, la corte atendió la solicitud convencida por los fuertes argumentos que el oficial expresó en su pedido.

 

 

 

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone