EXTREMISTA QUE ATACO UNA IGLESIA EN AFRICA SE CONVIERTE DESPUES QUE JESUS SE LE APARECIO

Durante el día de la asamblea del viernes en la mezquita, otro líder religioso advirtió a los musulmanes de no creer a los cristianos ni asistir a sus reuniones de oración.

El Imam compartió cómo, durante la época del profeta Moisés en Egipto, muchos magos negros realizaron milagros ante el rey Faraón. Pero con el poder que Dios le dio Moisés destruyó tales milagros.

 

 

“Así que no crean y sigan la magia negra hecha por los seguidores cristianos”, advirtió el Imam. “Esten en alerta.”

 

 Yakoobi  un extremista  musulmán que intentó matar a un pastor cristiano  en África unos dias antes, pero que fueron salvados por una tormenta en forma de nube  le dijo “¿Por qué, Imam, no puedes hacer milagros como hizo el profeta Moisés  y destruir su magia negra? Si no puedes, no hables de eso”.

 

Enojado, el Imam ordenó a Yakoobi salir de la mezquita de inmediato, y varios otros líderes lo arrastraron a la carretera, golpeándolo sin piedad hasta que cayó en una zanja de drenaje abierta. Los musulmanes lo dejaron ahí, herido y ensangrentado.

 

Mientras Yakoobi permanecía en la zanja, con muchos de sus huesos rotos, una nube repentinamente apareció ante él.“vio una extraña sombra de nube sobre él. Era muy parecido a la misma nube que vio días antes que había ensombrecido y protegido a los cristianos”.

 

Entonces vio a un hombre brillante y poderoso en la nube, sentado en un trono, que mostró sus manos con cicatrices a Yakoobi. También podía ver marcas manchadas de sangre en las piernas y en el costado del pecho.

 

“Fui brutalmente golpeado, herido, crucificado y muerto en la cruz del Calvario”, dijo Jesus. “Después de la muerte, me perforaron el costado con una lanza, pero yo me levanté de entre los muertos, tú fuiste curado por mis heridas, tú eres purificado por mi sangre, tú tienes salvación por mi muerte, y tú tienes vida eterna por mi resurrección. Te doy un nuevo corazón y una nueva vida, sé fiel”.

 

Yakoobi, ahora completamente curado, se arrodilló ante Jesús y dijo: “Yo creo en ti Señor Jesús, tú solo eres mi Señor y mi Salvador”. En cuestión de segundos, la nube desapareció.

 

Después de que la nube desapareció, Yakoobi fue a casa y compartió su experiencia con amigos y familiares.

 

Algunos extremistas que también estuvieron involucrados en el ataque a la iglesia y fueron testigos de la protección milagrosa de los cristianos también pusieron su fe en Cristo después que  Yakoobi compartió su testimonio, informa Bibles for Mideast.

 

Después de haber causado tanto daño a la iglesia, el grupo fue el sábado pasado a la iglesia para ayudar a reconstruir su techo y pedir perdón. Más tarde se unieron al servicio de oración de la iglesia, donde asistieron más de 200 personas.

 

“Nuestro Señor Jesús no quiere que peleemos contra nuestros enemigos de una manera física”, dijo el pastor Paul, director de Bibles for Mideast, en un comunicado.

 

“Su voluntad es que guerreemos contra Satanás con nuestro ayuno y oraciones.” Nuestro Señor dijo que “este tipo no sale sino con la oración y el ayuno”. También Dios dice en el libro de Ezequiel que no tiene placer en la muerte de los impíos, sino que los malvados se apartan de su camino y viven, así que oren por las personas que tratan de perseguirlos.

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone