JESUS TRANSFORMA A MUJER ESCLAVA DE LAS DROGAS POR 18 AÑOS

Las Misiones Mundiales emitieron una historia de final feliz. Rachel, de 43 años, que una vez fue una consumidora de drogas y ahora vive  totalmente diferente de la situación crítica de su pasado como adicta.

 

Raquel conoció el crack a los 22 años. Incluso sin haber experimentado otra droga, se  hizo adicta a través de la influencia de amigos. Tuvo una infancia difícil, viviendo en hogares adoptivos y durante la adolescencia perdió a su madre.

 

Después del crack, Raquel tuvo tres hijos pero perdió la custodia de los dos. Llegó a vivir en las calles con el hijo menor, donde fue abusada física y emocionalmente, quedando al borde de la muerte.

 

En 2013, pesando sólo 29 kilogramos y viviendo en una casa abandonada, Raquel pidió ayuda a una vecina, que contó que oraba por ella durante meses. Fue esa vecina que la llevó a Cristolandia.

 

En la Casa Rosa (SP), ella encontró ayuda, cuidado y restauración para ella y su familia.

 

Hoy Raquel, con 43 años, vive con su hijo menor, está empleada y ve la transformación hecha por Dios en su familia.

 

¡Jesús transforma!

 

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone