POLICIAS DE MEXICO EVANGELIZAN A POLICIAS PARA LUCHAR CONTRA LA CORRUPCION DENTRO DE LAS CORPORACIONES

Los miembros de la ‘Policía Celestial’ se unen para orar antes de  salir a evangelizar

Un grupo de cerca de 5.200 policías en México se está movilizando para luchar contra la corrupción y estan utilizado una herramienta poderosa en esta ardua batalla : la Palabra de Dios .

 

Conocido como “policía celestial”, el grupo se compone de policias federales, locales  y militar, algunos de ellos estan  utilizando  mensajes bíblicos y  testimonios impactantes de los propios agentes para motivar a otros agentes de mantenerse alejados de la corrupción.

 

Leonel Guillermo prieto, de 37 años, cree en la eficiencia de las operaciones “celestes” para ayudar a lograr este objetivo. Estas acciones consisten en la visita a las corporaciones policiales en todo el país para compartir su testimonio – y la de otros oficiales que lo acompañan – y llevar a la policía del mensaje del Evangelio.

 

Parte de su testimonio se basa en la forma en que fue encarcelado después de haberse  corrompido y salir de la Policía Federal.

 

 

“Empecé a ir a América Central y comprar drogas para enviar a Europa, comence a reunir una gran cantidad de dinero”, dijo el ex agente a la AFP.

 

Su historia en el crimen fue interrumpida cuando fue detenido en Guatemala y fue enviado a una prisión federal en los Estados Unidos, para cumplir 25 años de prisión.

 

En la prisión, terminó siendo evangelizado y se  unio a un grupo de otros prisioneros cristianos y por lo tanto considera que el el día 22 de septiembre de 2007, fue el comienzo de su ministerio.

 

“Considero que esa era la fecha del comienzo de mi ministerio ya que ese dia me entregue a Jesucristo,” dijo en una cafetería de Tlalnepantla, en el barrio de Ciudad de México, que actualmente se encuentra entre las 50 regiones más peligrosas del país.

 

Leonel cuenta que sólo pasó 15 meses en la cárcel (sólo el tiempo que  esperó  para ser sentenciado), ya que cuenta que ocurrió un milagro: el momento en que recibiría la decisión final del juez, el fiscal – que debia acusarlo – empezó a defenderlo.

 

“¿Quién me saco de la prisión fue  Dios y Él lo hizo  para que le sirva”, dijo Leonel, antes de ponerse el uniforme de la “policía celestial

 

Su organización está estructurada como cualquier otro cuerpo de seguridad: no hay ningún comando de patentes y sus miembros llevan uniformes similares a los de la Policía Federal de México, pero en lugar de una calcomania de seguridad (que por lo general se ilustra por las armas) llevan una calcomania con una cruz y una Biblia y ninguno de ellos lleva un arma mientras  trabajan en este ministerio.

 

Los miembros del grupo creen que la evangelización puede hacer que la policía entregue sus vidas a Jesús y, si están involucrados en algún tipo de corrupción, abandonaran estas prácticas criminales y actuaran  conforme con la ley.

 

“Hay gente que dice ‘creen que con una Biblia pueden hacer todo’, y no estamos diciendo que no vamos a utilizar las armas, solo las utilizaremos como exige la ley”, dice.

 

El reto de la ‘Policía Celestial no es pequeño. Según los datos del Instituto de Estadística (INEGI), más del 50% de los mexicanos considera que organizaciones policiales son corruptas sobre todo si son locales.

 

“Hay alguien importante”

 

La violencia en México sigue creciendo y ha sido durante más de 10 años desde el comienzo de una ofensiva militar del gobierno contra el crimen organizado. En este período, hubo más de 186.000 muertes, de acuerdo a cifras oficiales.

 

Según Eduardo Aguilera, quie es miembro de la ‘Policía Celestial’ el pequeño número de policias de Tlalnepantla, por ejemplo, es un factor preocupante. Se convierte en una relación de menos de un oficial por distrito.

 

“Tenemos 250 policías activos para cubrir 265 distritos,” dijo el funcionario, quien también es jefe de la policía de esta localidad. “Es imposible que alguien pueda dar total seguridad con esos números.”

 

Así Aguilera cree que su fe tiene un papel importante en ayudar a la empresa a reducir la incidencia de la delincuencia.

 

“Aceptamos este desafío porque sabemos que no estamos solos. Sabemos que detrás de nosotros hay alguien importante, Jesús”, dijo el oficial antes de unirse a Leonel y otros agentes para hacer una oración.

 

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone