LE CORTAN EL AGUA A CRISTIANOS PORQUE REHUSARON NEGAR A JESUS

 

INDIA.- Los aldeanos del estado de Uttar Pradesh, en la India, están persiguiendo a los cristianos, forzándolos a participar en rituales hindúes. Si los seguidores de Cristo rechazan la imposición, le cortan el suministro de agua. Las familias que fueron atacadas en la aldea de Jalalabad, distrito de Ghazipur dependen del agua para irrigar sus campos.

 

“¿Cómo vamos a sobrevivir si no cultivamos nuestras áreas de cosecha?”, dijo Sasikala Kumari al sitio web de Morning Star News, resaltando que la policía de la aldea permite que los hindú corten el suministro de agua a los cristianos.

 

“Todos se unieron y están conspirando contra nosotros”, denunció.

 

El 25 de abril, los aldeanos hindú golpearon a Manoj Kumar, su esposa, Pushpa Kumari y otras tres parejas cristianas, incluyendo Sasikala Kumari y su marido, Ramkreet Ram. Ellos fueron acusados ​​de convertir a los hindúes al cristianismo.

 

“La multitud apoyada por el presidente de la aldea nos forzó a beber gangajal (agua del río Ganges, considerada santa), comer tulsi (albahaca considerado santo) y que declaramos que negamos a Cristo”, dijo Pushpa Kumari.

 

“Cuando resistimos, los hombres y las mujeres de la aldea nos golpearon aún más fuerte”, contó.

 

Persecución

 

Las cuatro parejas, junto a otros cuatro cristianos, rechazaron participar en el ritual y rechazar la orden de negar a Cristo. Un total de otros 13 jóvenes cristianos fueron obligados a participar en el ritual hindú y negar a Cristo. “Los jóvenes fueron forzados por los extremistas a consumir hojas de gangajal y tulsi y decir que no son más cristianos”, dijo Pushpa.

 

Se sabe que el presidente de la aldea instiga a la multitud a atacar a quien se convierte al cristianismo. Cuando los seguidores de Jesús fueron a la comisaría de policía de Dullapur para denunciar a los agresores, el presidente de la aldea, Santosh Kumar Gupta, llegó también y los acusó de “conversión forzada”.

 

Gupta negó que él y los otros hindúes presionaron a los cristianos a negar a Cristo y a participar en el ritual hindú, indicando a Morning Stars que el incidente era una mera queja entre los dos grupos. “El asunto se produjo antes de la policía”, dijo. Manoj Kumar, que lidera oraciones en su casa los domingos, ya que las familias no tienen medios para viajar a la ciudad con el objetivo de adorar a Dios, dijo la policía que escuchaba a ambos lados.

 

“Los aldeanos estaban contra nosotros, ellos hicieron falsas alegaciones de que estamos forzando la conversión del pueblo”, dijo Manoj Kumar. “La policía pidió a los aldeanos que dejaran a cualquiera seguir sus propias enseñanzas religiosas de forma pacífica y que nadie perturbara los cultos de oración en la iglesia de la casa de la aldea”.

 

Sin agua

 

En la presencia del jefe de la aldea, los aldeanos hindú dijeron que cumplían el pedido de la policía, y ninguno de los lados presentó una queja formal. El acuerdo, sin embargo, no mencionó el servicio de agua, y los aldeanos se negaron a vender a los cristianos.

 

“Como resultado, no tenemos permiso para nuestra parte de suministro de agua en los campos”, dijo Manoj Kumar a Morning Star News. “Estamos listos para pagar el precio, pero el presidente y los residentes decidieron no dejarnos irrigar, nuestro campo se seca y se está quemando, está muriendo”.

 

El presidente de la aldea, Gupta, dijo que no puede impedir a los hindúes cortar el agua de los cristianos. “En lo que se refiere al problema del suministro de agua, es personal”, dijo. “Si nadie en la aldea quiere vender agua de los pozos, es elección personal”. Preguntado si una mercancía básica como el agua puede ser negada a un pueblo con bases religiosas en un país secular como la India, Gupta dijo que las familias no se quejaron de él sobre eso.

 

La India quedó en la posición 15º de la lista del Ministerio Puertas Abiertas sobre persecución religiosa, este año.

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone