JOEL OSTEEN ES ACUSADO DE MANTENER LA IGLESIA CERRADA Y NEGAR REFUGIO A LAS VICTIMAS DEL HURACAN HARVEY

 

Mientras este lunes el Centro de Convenciones de Houston recibía a más de 9,000 afectados de las inundaciones dejadas por el paso del huracán Harvey, en las redes sociales algo parecía disparar la indignación colectiva de los habitantes de la ciudad: ¿Por qué Lakewood Church, la gigantesca iglesia con sillas para más de 16,000 personas del pastor  Joel Osteen no estaba abriendo sus puertas para recibir a miles que pudieran estar necesitando un refugio seguro en Houston?

 

“Cuando @JoelOsteen tiene una iglesia gigante y una casa de $10 millones en Houston y lo único que ofrece es rezar por los afectados de #Harvey”, decían unos en las redes.

 

When @JoelOsteen has a gigantic church and 10 mil home in Houston but is only offering prayers to ppl affected by  🤔

“ @JoelOsteen, por favor, busca el bienestar de aquellos de la ciudad que siempre te han apoyado”. “Abre la iglesia como un refugio, provee comida y ropa por favor”, clamaban otros como si le estuvieran lanzando una plegaria. Algunos optaban mejor por condenarlo: “El siempre criticado Joel Osteen no se está ayudando mucho asímismo al no abrir la megaiglesia de la que es dueño”.

 

Efectivamente, lo único que se había oído del polémico Osteen, al que otros pastores han llamado falso maestro, y de su mujer horas después de la tragedia había sido un tuit puesto en la tarde del domingo 26 de agosto en el que decía que se unían en oración con los afectados y alentaba a los otros a unirse a ellos.

 

Victoria & I are praying for everyone affected by Hurricane Harvey. Please join us as we pray for the safety of our Texas friends & family.

Pero lo cierto es que la ciudad necesitaba más que oraciones y los reclamos en internet sobre cuánto podría ayudar el enorme espacio de su iglesia acogienda damnificados empezaron a llamar la atención de los medios y del mismo pastor.

 

Ante las críticas, en la página de Facebook de la que es la más grande congregación de Estados Unidos, apareció un anuncio oficial en donde aparecía la excusa para que la iglesia, a pesar de la catástrofe, permaneciera cerrada: “El acceso es imposible debido a las inundaciones. Queremos asegurarnos de que estén bien”, decía el comunicado para luego desplegar una larga lista de “refugios seguros”.

 

La gente, sin embargo, decidió ir a los alrededores de la iglesia y publicar fotos de las condiciones del lugar en las que no se veían claramente ninguna dramática inundación.

 

Así, mientras la ciudad lidiaba con una catástrofe sin precedentes, Internet se debatía en si creer en las imágenes que había proveído el pastor sobre su inhabilitada iglesia:

 

Por fin el pastor Joel Osteen abre su gigantesca iglesia de Houston para...
Lakewood Church
Por fin el pastor Joel Osteen abre su gigantesca iglesia de Houston para...
Lakewood Church

O, si creer en las que tomaban los que asistían a los alrededores del gigante edificio para comprobar con sus propios ojos si el reciento podía o no albergar gente.

 

Front of @JoelOsteen‘s huge Lakewood Church in Houston at 11 am. Closed due to “flooding”. Person who took it asked to be anonymous.

La polémica no parecía dar tregua, por lo que Osteen volvió a hablar esta vez diciendo, que la iglesia estaría preparada para recibir gente una vez los refugios oficiales alcanzaran su máxima capacidad.“Nunca hemos cerrado nuestras puertas, continuaremos siendo una centro de distribución para aquellos que estén en necesidad”, le especificó a la cadena ABC News .

 

No sabemos si por el efecto de las duras críticas en las redes o porque efectivamente los refugios llegaron a sus capacidades máximas, el pastor, que congrega cada fin de semana a más de 44,000 personas de todas las razas y las procedencias, anunció finalmente este martes 29 en la mañana a través de su cuenta de Twitter que la iglesia ubicada en el estadio que en otras épocas fuera la casa de los Houston Rockets de la NBA, abría sus puertas como refugio para proveer ayuda a los evacuados además de comida.

Algunos de sus más férreos críticos en las redes fueron a comprobarlo y se encontraron con que los pisos de este lugar siempre lleno de feligreses estaban ahora llenos de colchones inflables para los que lo necesitaran. Muchos celebraron en las redes sociales que abrieran la iglesia como un triunfo propio.

 

Lakewood Church apparently bought countless air mattresses and are prepping to open their doors. Took a while but good news.

http://www.univision.com/noticias/trending/por-fin-el-pastor-joel-osteen-abre-su-mega-iglesia-de-houston-para-los-refugiados-tras-las-criticas-por-mantenerla-cerrada

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone