EX- ASESINO QUE TRABAJABA CON SADDAM HUSSEIN SE RINDE A CRISTO

 

Uno de los asesinos que trabajaban para el ex presidente de Irak , Saddam Hussein, se convirtió a Cristo  y ha ganado a musulmanes para Cristo.

 

La historia de Alim fue contada por el misionero de la organización Frontiers Estados Unidos, Perry LaHaie, que supo de esa inusual conversión a través de su amigo Charles Morris, que es presentador del programa Haven Today.

 

Charles conoció a Alim en uno de sus viajes a Oriente Medio. Alim era un asesino que trabajaba para Hussein en la década de 1990. Tras la ejecución del dictador iraquí, Alim abandonó su antigua función y pasó a trabajar con torres de telefonía.

 

Durante el turno de su nuevo trabajo, Alim fue secuestrado por terroristas, pero su empresa se negó a pagar el rescate exigido. “Alim estaba considerado un hombre muerto. Pero Jesús se le apareció y le dijo: ‘Alim, tú me perteneces a mí. “Voy a liberarte”, relató Perry.

 

Al día siguiente, los secuestradores de Alim iniciaron un intercambio de tiros unos contra otros y tuvo una nueva visión de Jesús. “Alí, vete ahora. Alim argumentó: ‘Voy a ser muerto en el tiroteo’. Jesús insistió: ‘Salga ahora’. Alí obedeció “, dijo Perry.

 

Cuando llegó a casa, Alim le contó a su esposa todo lo que había sucedido con él se sorprendió al saber que Jesús también se le reveló a ella. “Él dijo que usted le pertenece a Él y que le estaba trayendo a casa”, dijo. Después de eso, toda la familia de Alim se convirtió al cristianismo.

 

Las experiencias de los musulmanes en sueños y visiones de Jesús no son raros en el Medio Oriente. “El Islam considera hombres como Abraham y Jacob verdaderos profetas, y ellos soñaban con Dios. Mahoma también afirmó haber tenido visiones de Alá cuando recibió el Corán. Los musulmanes creen que Dios habla a través de sueños y visiones, y Jesús ha usado esa expectativa para revelarse como la verdadera luz “, dijo Perry.

 

Hay unos 724 millones de musulmanes en los países menos alcanzados por el Evangelio. Entre ellos, el 86% nunca conoció a un cristiano, de acuerdo con The Traveling Team. Sin embargo, sólo el 3,3% de los misioneros son enviados para llegar a grupos no alcanzados.

 

Según Perry, esto explica la razón de que Cristo se mueve de manera milagrosa entre aquellos que viven en estos países. “Los musulmanes no tienen acceso a la Palabra de Dios y pocos están llevando el Evangelio a ellos. Entonces, esos sueños y visiones posibilitan a los musulmanes a saber más sobre Jesús “, cuenta el misionero.

 

Por otro lado, ese milagroso mover sólo resalta la importancia de la inversión en misiones por parte de la Iglesia. “El hecho de que Jesús haga cosas poderosas entre los musulmanes, no significa que no necesitamos cumplir el ide, ‘porque Jesús está haciendo eso’. Creo que esa es una invitación de Jesús para involucrarse en esa misión “, afirmó Perry.

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone