EX-MILITANTE COLOMBIANO DEJA LA GUERRILLA PARA SEGUIR A JESUS

Los cristianos están severamente afectados por la persecución religiosa en Colombia . La iglesia se vuelve vulnerable e inestable en su seguridad y también económicamente. La situación es causada por desplazamientos forzados, extorsiones y restricciones constantes sobre la vida y el trabajo de los pueblos que creen en Dios.

 

Hay una preocupación  que los cristianos crezcan no sólo espiritualmente, sino que también consigan sostenerse. Por este motivo, el cuidado integral de la Iglesia perseguida involucra el entrenamiento del grupo perseguido en el proceso de implementación de sistemas de producción.

 

Según el Ministerio Puertas Abiertas, estos proyectos de desarrollo socioeconómicos generan la oportunidad para que los cristianos se auto sustenten y así puedan compartir su fe en Cristo.

 

Este es exactamente el caso del pastor Álvaro Ramírez, que una vez fue  un ex militante de Colombia de la región del Chocó, donde muchos viven en la pobreza extrema. Se convirtió hace 20 años y abandonó la vida de guerrillero. Desde entonces, ha sufrido persecución, junto con su familia. En esta materia, su nombre ha sido modificado por motivos de seguridad.

 

Bendición de las vidas

 

Después de su participación en trabajos de entrenamientos realizados por el Ministerio Puertas Abiertas, el pastor Álvaro pudo equiparse para entonces bendecir a otras personas con la apertura de un  negocio propio una panadería.

Comparte con alegría sobre el nuevo trabajo: “Lo que hacemos es importante para la comunidad, porque muestra maneras nuevas, sostenibles y éticas de ganar la vida, además de que conseguimos generar empleos y ofrecer entrenamiento técnico y dirección espiritual a nuestros empleados, comentó.

 

Para el pastor Álvaro, el trabajo ha sido importante no sólo para generar empleo y entrenar a otras personas, pero se vuelve indispensable para iniciar un proceso de cambios en su tierra. “Mi sueño es capacitar a las comunidades, ayudarlas en el desarrollo económico. “Yo fui transformado por el Evangelio y quiero ver vidas siendo transformadas también”.

 

Lucha en Colombia

 

El año pasado, durante la Asamblea General de la ONU, el presidente de Colombia entregó un acuerdo de paz entre el gobierno y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Un plebiscito hecho tras el acuerdo mostró que fue rechazado por la mayoría de los ciudadanos en el país.

El acuerdo de paz fue aplaudido por el mundo, pero traía poco cambio para aquellos que son perseguidos por las FARC, como los indígenas convertidos al cristianismo.

 

Los ataques de violencia contra los cristianos son frecuentes en Colombia y se manifiestan en forma de tortura, prisión y exilio.

Cerca del 30% de la población indígena es de cristianos y cerca del 40% se enfrenta a la persecución. Actualmente hay más de 400 cristianos indígenas desplazados en razón de la persecución religiosa.

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone