JOVEN TIENE VISION DEL ARREBATAMIENTO “MUCHOS NO SE FUERON EN EL RAPTO DE LA IGLESIA”

 

El extenso testimonio grabado de la joven peruana Chaveli Matias Estrada repercutió bastante en las redes sociales en español. A pesar de ser grabado el año pasado, fragmentos de la revelación que ella dijo haber recibido son compartidos hasta hoy.

 

Chaveli afirma que pasó por una experiencia profunda, habiendo quedado muerta por 72 horas. En ese intervalo, fue llevada hasta el cielo donde se encontró con Jesús y tuvo varias visiones sobre cosas que aún no han sucedidó. Ella volvió a la vida y da testimonio en diversas iglesias sobre lo que vio.

 

Hay diferentes relatos de este tipo de experiencia en todo el mundo.

 

“Cuando yo estaba allí [en el cielo], sentía una paz indescriptible, que me invadió completamente … ¡Fue una sensación tan increíble! Es como dice las Escrituras,  no hay lágrimas ni tristeza en el cielo. “Fue una experiencia profunda, donde vi a personas con vestiduras blancas y coronas de oro”, narra la joven.

 

En el material, grabado por ella en un encuentro de las Asambleas de Dios del Perú, uno de los fragmentos que llama más atención fue cuando Dios le habría mostrado las iglesias en diversos países después del rapto.

 

Cuando habla sobre Brasil, ella dijo que vio que muchas personas que se divertían en las iglesias, cuando de repente empezaron a gritar: “me quedé, me quedé”. Había muchos que se desesperaron al darse cuenta que las personas habían sido llevadas al cielo.

 

 Cheveli, ella vio a Dios lamentarse, pues había en aquel país  pocas iglesias que buscaban al Señor “de todo corazón”.

 

El escenario descrito por ella en otros países de América del Sur era similar, como muchos que estaban en las iglesias pensaban estar seguros, de repente se dieron cuenta que no habían sido arrebatados y sólo entonces se daban cuenta de su condición espiritual.

 

Ver:

 

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone