SACERDOTE HINDU SE ENTREGA A CRISTO CUANDO ENTRA A UNA IGLESIA CRISTIANA

Rahil Patel pasó 20 años sirviendo al hinduismo.

La jornada de fe de Rahil Patel es increíble. Criado en un hogar hindú, sabía que un día sería un sacerdote, viajando por el mundo, en la predicación de la meditacion  y los Gurús de culto. Pero a pesar de que su vida iba bien, Patel estaba deprimido, y confus y espiritualmente vacío. Entonces, él conoció a Cristo. Él contó en entrevista al sitio Hello Christian que cuando niño estudiaba en una escuela cristiana y que hasta cantaba algunos himnos. Pero en casa era el hinduismo era el que reinaba.

 

“El hinduismo es, en realidad, una terminología geográfica, donde se originó, en la India consiste en cientos de diferentes religiones hindúes, algunos comen carne, algunos tienen sacrificios en el templo”, dijo. “En nuestra casa teníamos una sala especial dedicada a un santuario con ídolos y estatuas, además de la pintura principal del Gurú que creíamos ser dios”, dice.

 

“Nosotros nunca comíamos carne, nunca bebíamos alcohol, íbamos al templo todos los sábados y domingos, esta era mi vida, tuve un ligero cambio en mi viaje, siempre tuve un hambre espiritual, pero había muchos problemas en casa. “Yo estaba lleno de miedo y ansiedad, así que solía pasar más tiempo en el templo, hice amigos allí, empezamos a adorar juntos, sirviendo en la cocina, aprendiendo las escrituras”.

 

Un maestro le había pedido a Patel  invertir en su formación como sacerdote. Él entonces salio de casa para iniciar su entrenamiento. “Yo estaba tan concentrado, tan fanático que pasé seis años en el monasterio, mucha disciplina y muchos estudios. Usted se despierta a las 4:30 todas las mañanas, tienen un baño de agua fría, no es aconsejable usar agua tibia en su cuerpo. en comunidad a las 6 de la mañana, además de las tareas domésticas, limpieza de los baños y servir en la cocina “, detalló.

 

Patel dijo que estaba profundamente solo en el monasterio. Él pasó a tomar antidepresivos y luchaba contra una batalla interna. Por eso, las dudas comenzaron a crecer y empezó a experimentar diferentes culturas. “He sido expuesto a diferentes patrones de pensamiento mientras viajaba por el mundo”, explica.

 

“Empecé a tener una fascinación secreta en relación a Jesús, yo solía entrar en las iglesias para ver la arquitectura, pero percibí que había algo especial en la atmósfera, había una bella sencillez sobre eso, sentía que había respuestas aquí, empecé a buscar en otros lugares por el alimento espiritual, empecé a estudiar las escrituras hebreas, vi que no estaba cambiando, y los sacerdotes a mi alrededor no estaban cambiando, a medida que mi búsqueda crecía, encontré a Cristo en mis viajes.

 

“Yo tuve esa fascinación por la cruz, sentí que había algo especial allí, que lentamente comenzó a acumularse en mi corazón, dejé la denominación hindú en 2011 después de 20 años de servicio. Fue muy doloroso para mí porque el Gurú dijo algunas cosas , dijo a la AFP que “no hay nada mejor que hacer”, dijo.

 

Entrega total

 

“Un día yo estaba caminando a la estación de tren y vi una iglesia. Había gente en la puerta saludando a todos con increíbles sonrisas, había amor, fue aterrador para mí, fue una cosa tan nueva, atravesó las puertas principales, y la presencia de Dios simplemente cayó sobre mí, era como si una manta me cubriera en paz increíble, así que oí un susurro: ‘Estás en casa’, fue la primera vez que vi adoración con guitarras y batería, sentí una increíble alegría en mi. corazón “, recordó.

 

“Yo era conocido por ser una persona muy difícil de convencer. Nadie me convenció de Cristo, sólo di mi vida a Él. En aquel momento, no puedo decir que hubo una razón racional. Había una profunda sensación de paz, amor y alegría. Entonces, el momento más poderoso de su vida sucedió, fue tocado por el Espíritu Santo, no tenía dinero, mi amigo me expulsó del hotel porque yo iba a la Iglesia.

 

Una noche, él fue a la Iglesia, sintiéndose muy triste con la situación en que se encontraba. “Una señora vino y colocó la mano en mi hombro, y tuve un momento poderoso con el Espíritu Santo, fui bautizado y sentí el río profundo que vino fluyendo, fue una alegría y eso cambió todo de dentro hacia fuera. “me di cuenta de que Jesucristo estaba vivo, no era sólo una filosofía o una institución, es real”, finalizó.

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone