REGIMEN DE EVO MORALES HARA DE LA EVANGELIZACION UN CRIMEN

 

Los dirigentes evangélicos y católicos de Bolivia están denunciando el intento del presidente Evo Morales de criminalizar la evangelización. El “Nuevo Código del Sistema Criminal” boliviano, propuesto en diciembre y que debe ser aprobado en breve, trae una serie de cambios en la legislación, bolivariana.

 

Obispos católicos y pastores de diferentes iglesias evangélicas llaman la atención al artículo 88, que prevé con prisión de 7 a 12 años. El problema es que su 12º párrafo caracteriza como crimen “el reclutamiento de personas para participación en organizaciones religiosas o de culto”.

El lunes (8), cientos de evangélicos hicieron manifestaciones en la capital La Paz. Además de los líderes religiosos, también protestan los abogados y los periodistas. Ellos denuncian que el Nuevo Código del Sistema Criminal acaba con la libertad de prensa en los artículos 309, 310 y 311, que tratan de “injuria y difamación”. En la práctica, preven arresto para quien haga denuncias contra el gobierno y los políticos bolivianos.

 

El argumento central del gobierno boliviano es que la libertad de expresión (ya sea religiosa o en la prensa) es una “concesión de Estado”. Este es un pensamiento típico de las dictaduras, que aproxima aún a Bolivia igual que Venezuela, que comparte el mismo ideal “bolivariano” – que nada más es una forma latinoamericana de comunismo.

 

Un grupo de representantes de la asociación Iglesias Evangélicas Unidas reveló hacer un acto frente al Palacio del Gobierno ya la Asamblea Legislativa, que deberá aprobar los cambios propuestos por Evo Morales. Ellos divulgaron una declaración donde exigen “la revocación total del Nuevo Código del Sistema Criminal”.

 

Susana Inch, asesora jurídica de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), dijo que “Hay una fuerte preocupación en la Iglesia Católica y en todas las instancias religiosas a causa del conjunto de leyes que están generando ambigüedades, donde los derechos fundamentales de las personas pueden ser afectados … resultando en una persecución injustificada “.

 

Campaña de oración

Según los pastores, el artículo 88 da margen a interpretaciones de que cualquier actividad de evangelización sea criminalizada. También dicen que eso inviabiliza el trabajo con personas que reciben en los centros de recuperación de alcoholismo y dependencia de drogas dirigido por religiosos.

 

Las propuestas de la nueva ley contradicen el artículo 4 de la Constitución de Bolivia, que prevé la libertad de culto. En el entendimiento de los líderes religiosos, toda manifestación fuera de los templos estaría sujeta a la censura, lo que impediría, por ejemplo, retiros de iglesias, procesiones o caminatas del tipo “Marcha para Jesús”.

 

Llaman la atención también a las “restricciones a la realización de actividades en grupo”, contempladas en la nueva legislación, que podría resultar en la intromisión del gobierno en las actividades de las iglesias, como cultos.

 

El pastor Miguel Machaca Monroy, presidente de las Iglesias Evangélicas de La Paz, cree que la formulación de esta ley les impedirá predicar y evangelizar en las calles. Por eso, ellos están haciendo una campaña de oración y ayuno en favor del país.

 

El liderazgo de la Asamblea de Dios de Bolivia emitió un pronunciamiento, diciendo que el país se encuentra en una “situación de emergencia, que por lo visto es gravísima”. Los pastores también son contrarios al artículo 157, que legaliza el aborto.

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone