UN QUINTO PASTOR SE SUICIDA EN BRASIL EN MENOS DE 2 MESES

El pastor Gilson Genário Rodrigues, de la Iglesia Asamblea de Dios Ministerio Rio Comprido, en la ciudad de Espera Feliz en Minas Gerais, fue encontrado muerto en la noche del lunes (29).

 

Él fue encontrado ya sin vida con una cuerda en el cuello, lo que indica que se suicidó. Además de pastor, Rodrigues era dueño de una fábrica de muebles en la ciudad.

 

La familia no se pronunció sobre el caso y el entierro del pastor se hizo a la prisa. No hay información sobre lo que habría llevado al pastor a quitar su propia vida.

 

El caso se convierte en el primero de este año a ser divulgado en la prensa, haciendo el asunto volver a ser comentado en la comunidad evangélica. El caso de Gilson es el quinto en menos dos meses, recordando que a finales del año pasado tres pastores y un presbítero se mataron.

 

Casos de repercusión nacional

 

En el comienzo de diciembre de 2017, pastor Moisés Ricardo, de la Asamblea de Dios en Cornelio Procópio, interior de Paraná, fue encontrado muerto en la casa donde vivía con su esposa e hijos en el fondo de la iglesia.

 

En la misma semana el pastor Júlio Cesar, que ya fue presidente de la Asamblea de Dios en Araruama, también fue encontrado muerto en su casa, ubicada en la Región de los Lagos en Río de Janeiro.

 

A finales de diciembre otros dos casos repercutieron en la prensa, la muerte del presbítero João Luiz Tavares, de la Iglesia asamblea de Dios en Iguaba Grande, en la Región de los Lagos (RJ)

Y la muerte de la pastora Lucimari, de la Iglesia del Evangelio Cuadrangular de Criciúma, Santa Catarina.

SHARE THIS POSTShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone